Desde el 15 de junio del 2020 se puede solicitar el Ingreso mínimo vital  tal y como aprobó el Gobierno mediante un Real Decreto-ley 20/2020 del 29 de mayo con la obtención de ningún voto en contra. Esta ayuda viene a solventar los problemas de los hogares más desfavorecidos e intentar mostrarles un apoyo. Es por esto que debemos entender que esta ayuda es para HOGARES y no para personas individuales.

Cómo alcanzar el bienestar emocional - Buena Vibra

Requisitos:

 Es decir, para tener derecho a esta ayuda se tendrá en cuenta la  renta y patrimonio de la familia, NO la vivienda.

 -Además se debe constatar no percibir  el mínimo de la declaración de la RENTA en 2019 o haber sufrido una pérdida en comparación al año anterior del 50% de los ingresos y lo, mediante Declaración Responsable.

– El último requisito hace referencia a ostentar una edad de 23 a 65 años y una residencia ininterrumpida de un año mínimo.

Es importante recordar que esta prestación es la última opción, es decir, se han debido de agotar todas las prestaciones previas a las que tenemos derecho. Es así debido a que está destinado a cuando nos encontramos en situaciones de pobreza severa. En caso de familias el beneficiario es uno de ellos y no los dos.

Documentación:

-DNI  o NIE

– Certificado de empadronamiento

-Libro de familia o inscripción en el Registro Civil de los hijos o pareja de hecho

– En el caso de extranjeros además deberán acreditar residencia legal en España, durante un año de forma continua, mediante (Autorización de residencia, inscripción en el Registro Central de Extranjeros o Tarjeta de Familiar Ciudadano de la UE)

Cuantía :

-Esta vendrá determinada en función de una serie de parámetros variando desde los 462 a 1015 euros.

-Los aspectos a tener en cuenta para esta determinación son:

  • Tener hijos o mayores a cargo además de los ingresos del 2019
  • Se produce un aumento de 139 euros por cada conviviente además de 100 euros al año para familias monoparentales.

Si cumples todos los requisitos y necesitas tramitarlo, consúltanos!

Fuente: Gestoria Gavá

Dejar respuesta

*